Las joyas de la corona danesas

Publicado por admin en

corona-christian-iv-corona-danesa

Dentro de las pocas dinastías que existen todavía en el mundo, tenemos la de Dinamarca, considerada la más antigua de todas. Con una línea real continua de 50 reyes y dos reinas, es normal que los símbolos más importantes sean las Regalías de la Corona, es decir, las coronas, el cetro, el orbe, las espadas y tronos de estos monarcas. Todo se encuentra en el Castillo de Rosenborg y son exhibidos en solo contadas ocasiones.

Así que esta vez viajaremos hasta las gélidas tierras danesas para conocer estos tesoros de historia y valor incalculables.

Corona Christian V

Esta corona le sirvió a los reyes desde Christian V hasta Christian VIII. Fue realizada por Paul Kurtz, el cual utilizo oro con esmalte y piedras talladas en mesa. El peso de esta majestuosa pieza es de más de 2 kilos y entre las piezas preciosas que ostenta se encuentran dos granates y dos zafiros. En la cima de la corona tenemos un diamante tallado.

Como dato curioso, desde la abolición del absolutismo, la corona solo ha sido usada por los reyes subsecuentes una vez y esa ocasión especial es el día de su muerte.

La corona de la reina

Esta fue realizada expresamente para la reina Sofía Magdalena al joyero de la corte, Frederik Fabritius en 1731, y estuvo en uso hasta el año 1840. El capricho de la nueva reina por una nueva corona fue que la anterior perteneció a la segunda esposa de Federico IV, Anna Sophie Revntlow, la cual no provenía de ninguna realeza europea.

Corona de la Princesa Inglesa

Esta pieza perteneció a la princesa Luisa, hija del rey Jorge II de Inglaterra; la cual se casó en 1743 con el rey Federico V de Dinamarca y Noruega. Su reinado sólo duró cinco años, pero fueron suficientes para ganarse el cariño y respeto del pueblo danés. A la reina le encantaban las fiestas y los bailes. Su muerte llegó por complicaciones en un embarazo.

Corona de Christian IV

Una de las piezas más impresionantes dentro de la colección de la familia danesa es la corona de Christian IV, la cual fue realizada por Dirich Fyring entre 1595 y 1596. El simbolismo en esta corona no podía faltar: las puntas grandes ilustran las virtudes y poderes de un rey. Incluso podemos apreciar a un pelícano picoteándose a sí mismo para alimentar a su descendencia, simbolizando el sacrifico que un rey debe de hacer por su pueblo.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
YouTube
Instagram
Abrir chat